¿Es la suerte parte de tu estrategia de marketing? ¿Es la suerte parte de tu estrategia de marketing?
Una misma palabra contiene la raíz de dos conceptos aparentemente contrapuestos: tener suerte y sortear obstáculos parecen lógicas diferentes e irreconciliables. ¿Cómo se articulan... ¿Es la suerte parte de tu estrategia de marketing?

Una misma palabra contiene la raíz de dos conceptos aparentemente contrapuestos: tener suerte y sortear obstáculos parecen lógicas diferentes e irreconciliables. ¿Cómo se articulan en una estrategia de marketing? ¿Es posible incorporar la lógica de la suerte en los planes empresariales? Tal vez la respuesta sea “Sí y No”.

Cuando hablamos de tener suerte, en el fondo estamos apelando a la expectativa de que algo “desde afuera” modifique nuestras propias circunstancias personales o empresariales. La clásica fantasía de “ganar la lotería” es solo el emergente clásico que, en formato de “mito”, pone en evidencia la misma ilusión que, en nuestro día a día, disfrazamos con argumentos más “sofisticados”.

Cuando responsabilizamos a las condiciones macroeconómicas, a la situación de nuestra industria o segmento de actividad, o a alguna persona, con nombre y apellido, o incluso a conceptos “mágicos”, como el destino o el zodíaco, o simplemente la “voluntad de Dios”, todo eso está englobado en la idea de la “suerte”.

Se trata de “fuerzas” que están más allá de mi control o responsabilidad. Contra eso, no hay nada que yo o mi empresa podamos hacer. Solo esperar e implorar que nuestra suerte cambie en algún momento.

LA SUERTE EN LOS PLANES DE MARKETING

¿Es esa la visión –o la cosmovisión– que tenían los sabios antiguos, cuando acuñaron la palabra “suerte”? Es curioso, pero es la misma palabra que usamos para “sortear”… sacando una bolilla al azar, o sorteando los obstáculos que se nos interponen en el camino, lo que rara vez imaginamos como algo que podemos dejar librado al azar.

La clave está en aquel dicho popular que sentencia que “a la suerte hay que ayudarla”. En realidad, los antiguos (las culturas ancestrales) entendían que el azar también tiene una “lógica”, que de una u otra manera responde a –o está articulada con– nuestra conciencia. Esta idea, que es contraria a la lógica racional, ahora es avalada por una creciente comunidad de científicos de diferentes disciplinas –siempre con el “background” de la física cuántica–.

Sea cual sea el lugar que le demos al azar, o a la suerte, en nuestras estrategias empresariales y de marketing, la “esperanza” nunca es una opción válida ni inteligente. Ya he escrito alguna vez acerca de eso. La esperanza es una actitud válida solo en la medida en que yo “deje de esperar”. Si me quedo esperando, no tengo derecho a tener esperanza.

EL AZAR EN LAS ESTRATEGIAS DE MARKETING

Del mismo modo, una estrategia de marketing basada en la suerte está destinada [casi] irremediablemente al fracaso. Por supuesto, nadie en su sano juicio apostaría expresamente a una estrategia de ese tipo. El problema es, precisamente, el “sano juicio”. Cuando un empresario, un emprendedor, un comerciante, un profesional, un empleado –una persona, en la situación particular en que se encuentre– responsabiliza a las circunstancias externas por su situación personal, o la de su empresa o negocio, ha “perdido el juicio” y ha decidido echar su futuro a la suerte.

El engaño, o la falacia, de las propuestas estilo “new age”, de que todo lo que pedimos al “Universo”, el “Universo” nos lo traerá, reside en que, en todo caso, el “Universo” se lo lleva solo a aquellos que van a buscarlo. La “magia” se encuentra a mitad de camino en la senda que tenemos que recorrer hacia nuestros objetivos. Allí, en algún lugar de ese recorrido, la “suerte” nos sorprenderá.

Por cierto, las circunstancias externas son “reales” (en un sentido muy poderoso). Pero las mismas circunstancias “hacen” que a unos les vaya bien y a otros mal. ¿O dependerá de lo que unos y otros “hacen con” esas mismas circunstancias?

Esteban Owen Editor

Creador de Concepto Lateral, organización especializada en diseño web y marketing online, es portador de una extensa trayectoria trabajando con pequeñas y medianas empresas y con organizaciones líderes a nivel mundial.

No hay comentarios hasta el momento.

Sé el primero en dejar un comentario.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Pin It on Pinterest