No te ilusiones, tu sitio web no te salvará, pero… No te ilusiones, tu sitio web no te salvará, pero…
El simple hecho de tener un sitio web no garantiza el éxito de un negocio o emprendimiento. Si hasta hace unos años era relativamente... No te ilusiones, tu sitio web no te salvará, pero…

El simple hecho de tener un sitio web no garantiza el éxito de un negocio o emprendimiento. Si hasta hace unos años era relativamente fácil lograr muchas visitas, ahora ya no lo es, y se requieren acciones adicionales para que nuestro sitio sea encontrado por nuestros clientes potenciales.

Si alguna vez creíste que contratar un desarrollador web que te diseñara el mejor sitio, y que una vez online iba a ser el motor de un negocio próspero y pujante, a esta altura ya te habrás dado cuenta de lo lejos de la realidad que estaba esa ilusión. Y si todavía estás en la etapa en que te vas a acostar, y sueñas despierto con el futuro maravilloso que se aproxima para ti, no quisiera que te desanimes, pero tengo una “copa de realidad” de la que quisiera convidarte un trago.

He pasado por ese lugar yo mismo, y como diseñador web y consultor en marketing online he visto y sigo viendo la misma historia una y otra vez. Las estadísticas no mienten: de cada cien nuevos emprendimientos, ochenta no pasan el primer año de vida. Y los dedos de una mano sobran para contar los que superan los cinco años.

Seguramente entre las principales razones de tanto fracaso habrá que ubicar esa cuota irracional de creer que las cosas pueden ser fáciles. Es cierto que hay algunas pocas personas que parecen tener un imán para los negocios. A esta altura de tu vida, tú ya sabes si eres o no ese tipo de persona. Si la respuesta es “No”, lo más probable es que un momento de gran inteligencia en tu vida será el de “conocerte a ti mismo”, y ser consciente de que el éxito en los negocios es un camino a recorrer antes que un lugar adonde llegar. Mi mejor consejo es: disfrútalo, tal vez ese, precisamente, sea uno de los motivos por los que viniste a esta vida.

ENTONCES, ¿EL SITIO WEB NO SIRVE PARA NADA?

Hubo un tiempo cuando tener un sitio web, y que tuviera muchas visitas, era relativamente fácil. Yo mismo creé y dirigí un sitio que llegó a tener más de 150.000 visitas mensuales, y edité un newsletter que superó los 70.000 suscriptores. Eran días cuando los “expertos” éramos relativamente pocos, y Google era menos sofisticado que lo que es ahora para calificar a los sitios que merecen estar en el podio.

Actualmente la competencia es mucha, las empresas invierten grandes presupuestos para acaparar la cima de la montaña, y los “expertos” se han multiplicado, especializándose en todo tipo de nichos y sub nichos del mundillo del marketing online.

Las empresas y los profesionales me piden que les presente una propuesta y una cotización para diseñarles su nuevo sitio web, “pero que aparezca en las primeras posiciones en Google”.

– Amigo, soy diseñador web, no mago.

Es que ya no alcanza con el mejor diseño, las palabas clave, los meta tags, y la sumatoria de cuestiones técnicas que el diseñador tiene que cuidar durante el desarrollo del sitio –y que, de hecho, son muchas más que las que los clientes repiten como latiguillo, como queriendo mostrarle al diseñador que ellos saben lo que tienen que “exigirle” como proveedor–.

INVIERTE EN HACER REALIDAD TUS SUEÑOS

Yo mismo estoy cambiando mi manera de pensar respecto de algunas cosas sobre las que escribía hasta hace bien poco, cuando predicaba que se podía lograr un buen posicionamiento en Google sin necesidad de contratar campañas de AdWords o pagar por publicidad de algún tipo. No es que ahora crea que no se puede, pero la realidad es que es cada vez más difícil, y requiere al menos mucha dedicación, lo que, en última instancia, se traduce en tiempo. Y si tú no tienes tiempo para hacerlo tú mismo, entonces deberás pagar por el tiempo de alguna otra persona que lo haga. En cualquier caso, estamos hablando de dinero.

Lo que intento mostrarte es que tener un sitio web, por bien desarrollado que esté, no te garantiza que tus clientes –o, mejor dicho, tus potenciales clientes– te encontrarán. Si no haces nada para “promocionarlo”, las chances de que reciba una cantidad de visitas que apalanquen un negocio sustentable serán mínimas, a menos que tu negocio ocupe un nicho de mercado muy especializado y con muy poca competencia.

De ningún modo quiero hacerte dudar de la importancia de tener un sitio web para tu negocio. De hecho, no tenerlo te hará perder sin ninguna duda muchos clientes… por el simple hecho de no tenerlo. Pero incluye en tu presupuesto un ítem “publicidad”. No pienses: “Bueno, cuando genere algo más de ingresos, invertiré algún dinero en AdWords”. En eso del huevo o la gallina, la ecuación inteligente puede ser precisamente la contraria: “Para aumentar mi facturación, invertiré algo de mis ingresos actuales para lograr esos nuevos clientes que necesito para que mi negocio despegue”.

Probablemente descubras que la publicidad y el marketing son precisamente la estrategia que te lleve a hacer realidad tus sueños. Y que nunca más dejes de soñar.

Califica este artículo:
[Total de votos: 0 Promedio: 0]

¿DISFRUTASTE ESTE POST?

Suscríbete para enterarte cuando publicamos un nuevo artículo.

Primer Nombre

Email




Esteban Owen Editor

Creador de Concepto Lateral, organización especializada en diseño web y marketing online, es portador de una extensa trayectoria trabajando con pequeñas y medianas empresas y con organizaciones líderes a nivel mundial. Mi mail personal: esteban.owen@conceptolateral.com.

No hay comentarios hasta el momento.

Sé el primero en dejar un comentario.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Recibe nuestros "Conceptos Cortitos"

Recibe nuestros mails para enterarte de nuestras últimas publicaciones y novedades. Escritos y diseñados para que puedas leer rápidamente... incluso desde tu celular, mientras viajas.

Excelente... estarás recibiendo un mail donde te pedimos que confirmes tu dirección de correo.