¿Cómo destacarnos en un mercado saturado de mensajes? ¿Cómo destacarnos en un mercado saturado de mensajes?
Internet puso las herramientas de marketing al alcance de todos, pero en pocos años pasamos del entusiasmo a la desazón. Ahora resulta un verdadero... ¿Cómo destacarnos en un mercado saturado de mensajes?

Internet puso las herramientas de marketing al alcance de todos, pero en pocos años pasamos del entusiasmo a la desazón. Ahora resulta un verdadero desafío destacarse en medio de un bombardeo tan intenso de mensajes. La clave pasa por la calidad de nuestros “leads” y la comunicación de largo plazo.

Internet ha puesto las herramientas de comunicación y marketing tan al alcance de todos –democratizando recursos antes reservados a unos pocos–, que ahora las cosas allí afuera se han puesto cada vez más difíciles, precisamente porque somos “todos contra todos” compitiendo por una cuota de mercado, cada uno en nuestro sector de actividad.

La atmósfera está tan sobrecargada de mensajes de todo tipo bombardeándonos permanentemente, que hoy es extremadamente difícil atraer a nuestro público para que preste atención a nuestras propuestas.

Hasta hace relativamente poco, quienes habíamos tomado la delantera en el mundo del Marketing Digital realizábamos acciones agresivas, intentando llegar al mayor número posible de destinatarios, y nos ufanábamos de las decenas o cientos de miles de usuarios y suscriptores que lográbamos reunir.

Lo que hace unos años lográbamos con relativamente poco esfuerzo y casi sin dinero, hoy requiere inversiones más importantes. De manera que la prioridad pasa más bien por hacer foco en definir un target más acotado, e invertir nuestros presupuestos y nuestro tiempo en estrategias y acciones menos ambiciosas en términos de cantidad, pero más rentables desde la perspectiva de la calidad de los “leads” (o contactos clave) que generamos.

Siendo así, una de las claves pasa por entender uno de los viejos fundamentos del marketing y la publicidad, y es el referido al hecho de que, como usuarios y consumidores –como Clientes– no compramos como respuesta al primer estímulo que recibimos en relación a un producto o una marca. Para lograr resultados, necesitamos de la “repetición”, es decir, dejar marcas profundas en las mentes de nuestros potenciales clientes. La famosa “recordación de marca”.

MARKETING DIGITAL PARA PYMES Y EMPRENDEDORES

¿Qué significa esto en términos de estrategias de comunicación y marketing para pequeñas empresas, emprendedores y profesionales independientes? Significa que necesitamos primero “captar” a nuestros potenciales clientes a través de una acción que llame su atención una primera vez, pero esa primera vez tiene que ser lo suficientemente potente y efectiva para que podamos sumarlos de alguna manera a nuestro “canal de comunicación” permanente. En términos actuales, tenemos que convertirlos en “seguidores” (lo que antiguamente llamábamos “suscriptores”).

Solo así nos aseguraremos de poder desarrollar con ellos una estrategia orientada a que nos reconozcan, nos recuerden, y nos identifiquen como proveedores confiables. Eventualmente, cuando se produzca el nexo entre nuestra propuesta y una necesidad percibida por ellos, estaremos en la instancia en que estén dadas las condiciones para que se produzca un “cierre de venta” y podamos sumar un nuevo cliente.

Aunque el correo electrónico tiene que competir actualmente con una creciente batería de tecnologías comunicacionales –como WhatsApp–, está lejos de ceder su lugar en el podio del Marketing Digital en lo que se refiere a efectividad. Sobre todo, precisamente, para articular las estrategias de comunicación de largo plazo (la “repetición”, que es de lo que venimos hablando).

La fórmula, entonces, pasa por una acción de “impacto” que logre llamar la atención de nuestros potenciales clientes, pero una acción cuya efectividad resulte “medible” en términos de “leads” (contactos clave) que logremos sumar a nuestro canal de comunicación de largo plazo.

Y, posteriormente, una estrategia de comunicación que tenga la periodicidad y continuidad necesarias para lograr “recordación”, y que esté al acecho de la “oportunidad” de articular nuestras propuestas con las “necesidades percibidas” por parte nuestros potenciales clientes.

Califica este artículo:
[Total de votos: 3 Promedio: 3.3]


¿DISFRUTASTE ESTE POST?

Suscríbete para enterarte cuando publicamos un nuevo artículo.

Primer Nombre

Email




Esteban Owen Editor

Creador de Concepto Lateral, organización especializada en diseño web y marketing online, es portador de una extensa trayectoria trabajando con pequeñas y medianas empresas y con organizaciones líderes a nivel mundial. Mi mail personal: esteban.owen@conceptolateral.com.

No hay comentarios hasta el momento.

Sé el primero en dejar un comentario.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Recibe nuestros "Conceptos Cortitos"

Recibe nuestros mails para enterarte de nuestras últimas publicaciones y novedades. Escritos y diseñados para que puedas leer rápidamente... incluso desde tu celular, mientras viajas.

Excelente... estarás recibiendo un mail donde te pedimos que confirmes tu dirección de correo.