Publica artículos que acaparen la atención de tus clientes Publica artículos que acaparen la atención de tus clientes
Escribir artículos suele ser una tarea tediosa para muchos. Algunos “tips” te ayudarán a redactar de manera más fluida, a cautivar a tu público... Publica artículos que acaparen la atención de tus clientes

Escribir artículos suele ser una tarea tediosa para muchos. Algunos “tips” te ayudarán a redactar de manera más fluida, a cautivar a tu público objetivo desde el primer momento, y a no defraudarlos con contenidos que no satisfagan sus expectativas. Si lo haces correctamente, tendrás seguidores fieles que, llegado el momento, serán tus mejores clientes.

Para la mayoría de los mortales, escribir un artículo resulta un padecimiento. Todos sabemos lo importante que es para desarrollar nuestra presencia online y dar a conocer nuestro expertise y nuestro negocio. Más allá de la mayor o menor facilidad que podamos tener para escribir con fluidez y correctamente, algunos “tips” pueden ayudarte en el proceso. Y, sobre todo, pueden ayudarte a lograr el mayor impacto y la mejor respuesta por parte de tu público objetivo.

COMIENZA POR EL TÍTULO

Contrariamente a lo que muchos hacen (de dejar el título para el final, una vez que el artículo está completo y tienen más claro sobre qué han escrito), siempre aconsejo definir primero el título. Esto por dos razones fundamentales:

En primer lugar, es lo primero que verán los destinatarios de tu artículo (aquellos que quieres que lo lean). Y si el título no los seduce y no los atrapa, jamás leerán el artículo. Por eso, dedícale todo el tiempo que te lleve hasta tener un título realmente atrapante, irresistible para tu público objetivo (tus potenciales clientes). Será un tiempo altamente redituable, del mismo modo que si tu título es pobre e insulso, el resto del tiempo que dediques a escribir el artículo será una pérdida de tiempo, por más útil y valioso que sea el contenido.

En segundo lugar, tener definido el título te facilitará enormemente el trabajo de escribir el artículo. Con el título estarás generando una expectativa en tu público objetivo. Tu audiencia espera encontrar respuestas a la curiosidad que les habrás generado con el título. Así que tu foco de atención, mientras escribes el artículo, estará mucho más claro. Sabes que tienes que satisfacer esa expectativa para no defraudar a tu público y, por el contrario, para que tus potenciales clientes te reconozcan como un profesional competente y confiable.

CÓMO DEFINIR EL TÍTULO

Piensa en lo siguiente: el producto que vendes, o el servicio que brindas, resuelve o satisface alguna necesidad de tus clientes. Puede ser una necesidad real y objetiva, pero, ante todo, resuelve o satisface necesidades subjetivas. Sea lo que sea, con seguridad puedes definirlo en términos de “problemas”. Aunque lo que vendas sea algo tan “vanal” como un viaje al Caribe, ten por seguro que ese “capricho” les resuelve más de un problema a tus potenciales clientes: agotamiento, estrés, sensación de vacío existencial, etcétera, etcétera.

Entonces, algo que deberías confeccionar y tener siempre a mano para cualquier acción comunicacional o de marketing que desarrolles, es una lista de los “pains in the ass” de tus potenciales clientes. Traduzcámoslo simplemente como sus “dolores”, sus problemas o dificultades. Las “soluciones” que tú ofreces son la contracara de esos “dolores” o problemas.

Cuando te sientes a escribir tu próximo artículo, identifica primero uno de esos dolores o problemas de tus potenciales clientes. Como contrapartida, piensa en algún “know how”, algún conocimiento, que puedes compartir con tu audiencia, y que puede serles de valor o utilidad. Naturalmente, en un breve artículo no estarás poniendo en sus manos el “Manual” que les evite comprar tus productos o contratar tus servicios. Más bien, lograrás que reconozcan tu expertise y valoren tu actitud de compartir. Ganarás en reputación y confiabilidad.

Cuando tengas identificado y definido tu “combo” problema-solución, sintetízalo en un título de entre cinco y diez palabras. Lo más breve y conciso posible. Y que tenga impacto. Que sea llamativo. Que genere curiosidad. Sin exagerar y sin que suene a “bombos y platillos”. No tiene que estar necesaria o taxativamente descripto el problema. Pero que esté al menos implícito. Las palabras que uses, más bien positivas, orientadas a la solución, tienen que remitir al problema. Cuanto más logres “atar” el problema con la solución, más efectivo será tu título. Y cuanto más gráfico y sensorial sea, mejor.

AHORA, DEDÍCATE A ESCRIBIR

Verás cómo ahora, después de este tiempo bien invertido, la redacción de tu artículo fluye con mucha más naturalidad. Ahora tienes perfectamente identificado el foco temático que estás desarrollando. Y, sobre todo, tienes muy claras las expectativas que has generado y tienes que satisfacer.

Aunque personalmente soy muy perfeccionista y obsesivo con la redacción (además que lo vivo como una vocación), he aprendido a ser más tolerante con otros que tienen menos desarrollado este talento. Lo que ahora valoro, más que la perfección literaria, es este nuevo paradigma de compartir conocimiento a través de las variadas plataformas que nos ofrece el mundo digital (blogs, redes sociales, etc.).

Dedícale tiempo a compartir tu conocimiento. Y al hacerlo, procura no estar pendiente de cómo impactará en tus ventas, o si te traerá nuevos clientes. La mejor manera de disfrutarlo es quitarle ese peso de lo comercial. Si tú lo disfrutas, pensando en cómo ayudarás a otros, eso volverá a ti de diversas maneras. Incluyendo lo económico.

Y no menos importante… a menos que estés escribiendo los contenidos de una página de tu sitio web o de un mail promocional (un texto con enfoque claramente comercial), es decir, si estás escribiendo un artículo para tu blog y/o para compartir a través de las redes sociales, ni siquiera menciones tus productos o los servicios que brindas. Es más valioso, en el largo plazo, que tus artículos te ayuden a ganar “seguidores” que disfrutan los contenidos que compartes. Cuando sea el momento oportuno, ellos solos visitarán y recorrerán tu sitio y te elegirán como su “proveedor”.

Califica este artículo:
[Total de votos: 5 Promedio: 4.8]


¿DISFRUTASTE ESTE POST?

Suscríbete para enterarte cuando publicamos un nuevo artículo.

Primer Nombre

Email




Esteban Owen Editor

Creador de Concepto Lateral, organización especializada en diseño web y marketing online, es portador de una extensa trayectoria trabajando con pequeñas y medianas empresas y con organizaciones líderes a nivel mundial. Mi mail personal: esteban.owen@conceptolateral.com.

  • Analia

    15 noviembre, 2017 #1 Author

    Muchas gracias por su aporte

    Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Recibe nuestros "Conceptos Cortitos"

Recibe nuestros mails para enterarte de nuestras últimas publicaciones y novedades. Escritos y diseñados para que puedas leer rápidamente... incluso desde tu celular, mientras viajas.

Excelente... estarás recibiendo un mail donde te pedimos que confirmes tu dirección de correo.