¿Cuándo considerar a Google AdWords o Facebook Ads como estrategias convenientes? ¿Cuándo considerar a Google AdWords o Facebook Ads como estrategias convenientes?
¿Es posible lograr un buen posicionamiento en Google (y visitas a nuestro sitio web) de manera orgánica, es decir, gratuita? ¿O deberíamos invertir en... ¿Cuándo considerar a Google AdWords o Facebook Ads como estrategias convenientes?

¿Es posible lograr un buen posicionamiento en Google (y visitas a nuestro sitio web) de manera orgánica, es decir, gratuita? ¿O deberíamos invertir en campañas pagas en Google Ad Words o Facebook Ads? Aquí te presento un panorama general y algunos “tips” para que tomes una decisión en relación a tu negocio en particular. La clave siempre estará en lograr el mayor Retorno de la Inversión, y que cada vez más visitantes de tu sitio se conviertan en tus clientes.

Todos queremos tener el mayor número de clientes y la más alta facturación con el menor “costo de adquisición” (lo que cuesta cada nuevo cliente en términos económicos). Nuestra ilusión –y nuestra expectativa– es que nuestro sitio web atraiga muchas visitas, que completen el formulario para recibir nuestro newsletter, y que cada vez que enviamos un mail nos lluevan pedidos de compra o contratación. La realidad, en la mayoría de los casos, es muy diferente (digo “en la mayoría de los casos” porque hay algunas excepciones).

Ya he mencionado reiteradamente la cuestión del “posicionamiento orgánico” en Google (las visitas que se consiguen sin pagar campañas de Google AdWords ni de ningún otro tipo). He explicado que en rubros de actividad con mucha competencia es extremadamente difícil conseguir que nuestro sitio web aparezca en las primeras posiciones en Google. Ese beneficio está más bien reservado a negocios con muy poca competencia, en los que el sitio web es uno de los pocos que abordan las mismas temáticas.

No voy a explicar en este artículo las numerosas herramientas online que podemos usar para medir cuestiones tales como el ranking de nuestro sitio web para determinadas palabras clave (o keywords), o para descubrir las palabras clave que podrían darnos los mejores resultados, o incluso herramientas que proveen recomendaciones de mejoras que deberíamos estar introduciendo en nuestro sitio web para mejorar nuestro posicionamiento.

Y no es por “amarrete” que no voy a explicar esas herramientas (he hablado de algunas de ellas en otros artículos), sino por ahorrarte tiempo, dolores de cabeza y frustraciones. Créeme que lograr un buen posicionamiento orgánico en Google (es decir –nuevamente– gratuito) requiere mucha dedicación, tiempo y esfuerzo, incluyendo un aprendizaje tedioso y con una demanda de actualización permanente. Y aun si tuvieras el tiempo y la disposición para embarcarte en esa aventura, déjame advertirte que será sin garantía de lograr el objetivo.

Entonces, ¿cuáles serían algunas razones para considerar campañas pagas en Google AdWords o Facebook Ads?

1. Lograr aparecer en las primeras posiciones en Google de manera orgánica (gratuita) no es un objetivo realista. Como ya lo dije, si tu sector de actividad es un rubro con mucha competencia, invertir un presupuesto en campañas pagas (Google AdWords y/o Facebook Ads, por nombrar las plataformas líderes actualmente) será seguramente más económico y redituable. No olvides que el tiempo que tú mismo tengas que dedicar a lograr el posicionamiento orgánico, o el tiempo de un tercero que contrates, tiene un costo económico, que puede superar ampliamente el presupuesto que deberías invertir en campañas pagas.

2. Los tiempos para alcanzar resultados son mucho más cortos en campañas pagas. Efectivamente, lograr un buen posicionamiento orgánico lleva mucho tiempo. Aun suponiendo que contrates los servicios de un profesional, las visitas a tu sitio web solo irán aumentando lentamente después de un tiempo. Los resultados consistentes y sustentables pueden demandar meses de trabajo. Los resultados de una campaña paga en AdWords o Facebook son inmediatos. Las visitas a tu sitio web comienzan a fluir el mismo día que inicias la campaña. Por supuesto, analizar los resultados e implementar mejoras para aumentar la efectividad de las campañas (el ROI) también es un proceso continuo y permanente, pero seguramente estarás feliz de ver a tus potenciales clientes llegando a tu sitio web para conocer tus productos o servicios.

3. Las campañas de “retargeting” harán que tus potenciales clientes te vean repetidamente, potenciando la efectividad de tus campañas. A diferencia del posicionamiento orgánico, en el que dependes de que tus potenciales clientes hagan búsquedas concretas, el “retargeting” (o “remarketing”) en campañas de Google AdWords y Facebook Ads hará que ellos vean tus anuncios una y otra vez durante períodos suficientemente largos para que tu marca (y tus productos o servicios) se graben en su mente y no puedan evitar tenerte presente cuando llegue el momento de su “decisión de compra”.

4. En combinación con la “analítica web”, el tráfico que generan las campañas de AdWords y Facebook Ads te dará información estratégica para mejorar tu sitio web. Si bien esto también aplica al posicionamiento orgánico, por todo lo dicho anteriormente es claro que el mayor volumen de visitas que puedes lograr con las campañas pagas te permitirá acelerar enormemente el proceso y, entonces, más rápidamente tendrás un sitio web que funcione como un “embudo”, guiando a tus potenciales clientes hacia la compra. Ya sea que tengas un sitio web moderno y visualmente agradable, o uno antiguo y que requiera mejoras más radicales, un buen análisis de qué hacen los usuarios cuando lo visitan es clave para hacer los ajustes necesarios para que una vez que descubren tu sitio, no lo abandonen sin comprarte.

EN SÍNTESIS

El posicionamiento orgánico y las campañas pagas no son estrategias excluyentes. Es más, sería un error pensar que invertir en Google AdWords y/o Facebook Ads puede liberarte de prestar atención a tu sitio web. ¿De qué serviría pagar para recibir miles de visitas cada día si tu sitio web luce antiguo, o pobremente diseñado, o con información escasa o mal redactada? Si esa es la situación del sitio web de tu empresa o negocio, te diría, incluso, que no malgastes ni un centavo en campañas pagas hasta no haber hecho los deberes con tu sitio web.

Si tu sitio web luce bien y crees que está correctamente estructurado y tiene un mensaje claro, no dejes de prestar atención a lo que hacen quienes lo visitan, y procura detectar los lugares más efectivos (por ejemplo, las páginas en las que permanecen más tiempo) y aquellos donde los estás perdiendo (las páginas con altos porcentajes de “rebotes”).

Tu sitio web y las campañas de Google AdWords y Facebook Ads, en conjunción, son –casi con certeza– la clave principal para que tu negocio funcione (que tengas más clientes y más ventas). ¿Hasta dónde quieres llevar tu negocio?

Califica este artículo:
[Total de votos: 1 Promedio: 4]


¿DISFRUTASTE ESTE POST?

Suscríbete para enterarte cuando publicamos un nuevo artículo.

Primer Nombre

Email




Esteban Owen Editor

Creador de Concepto Lateral, organización especializada en diseño web y marketing online, es portador de una extensa trayectoria trabajando con pequeñas y medianas empresas y con organizaciones líderes a nivel mundial. Mi mail personal: esteban.owen@conceptolateral.com.

  • Angel

    23 enero, 2018 #1 Author

    Mas claro agua, este señor habla muy bien y de lo que sabe y domina, gracias por compartilo .-

    Responder

  • Fernando

    15 febrero, 2018 #3 Author

    Muy acertado.

    Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Recibe nuestros "Conceptos Cortitos"

Recibe nuestros mails para enterarte de nuestras últimas publicaciones y novedades. Escritos y diseñados para que puedas leer rápidamente... incluso desde tu celular, mientras viajas.

Excelente... estarás recibiendo un mail donde te pedimos que confirmes tu dirección de correo.