Publicar artículos: ¿por qué deberías comenzar por el título? Publicar artículos: ¿por qué deberías comenzar por el título?
A la hora de publicar artículos, el título cumple un rol fundamental por varios motivos. Es el “packaging” con el que intentaremos seducir a... Publicar artículos: ¿por qué deberías comenzar por el título?

A la hora de publicar artículos, el título cumple un rol fundamental por varios motivos. Es el “packaging” con el que intentaremos seducir a nuestro público objetivo, y contiene la información que le dirá a Google cuándo mostrar esa página como resultado de una búsqueda de algún usuario. Tenerlo definido desde el inicio es clave para lograr la máxima efectividad de cara al público y para un buen posicionamiento en Google.

No es ningún secreto que publicar artículos en nuestro sitio web o blog, y luego replicarlos a través de las redes sociales, es una de las mejores estrategias para lograr una excelente presencia online. Es una parte esencial de lo que llamamos marketing de contenidos. En este artículo me propongo explicar las razones para empezar por el título, cosa que muchos dejan para el final, una vez que terminaron de escribir.

Básicamente estas razones se dividen en dos: una metodológica y otra estratégica.

PRIMERA RAZÓN: ORDENAR NUESTROS PENSAMIENTOS

Para algunos –entre quienes me incluyo–, escribir es algo que fluye naturalmente y con facilidad. Para otros –creo que son la mayoría– resulta un verdadero padecimiento, y algo que hacen sencillamente porque saben que publicar artículos rinde frutos a la hora de darse a conocer.

En cualquiera de los dos casos, definir y “diseñar” el título ayuda a ordenar los pensamientos y tener mayor claridad acerca del tema que vamos a desarrollar. Noten que puse entre comillas “diseñar” el título. Es que, efectivamente, el título constituye una suerte de “packaging” a la hora de publicar artículos. Es lo que vamos a colocar en la “góndola” para que nuestros potenciales clientes vean y se sientan tentados y apelados.

Entonces, una vez que hemos decidido “en general” el tema sobre el cual escribiremos, resulta más inteligente y efectivo ponernos en el lugar de nuestro auditorio y tratar de imaginarnos qué aspectos de esa temática general les resultará interesantes y útiles a ellos. Imagínate a tu potencial cliente (tu “target”), sentado frente a su PC o mirando su smartphone, navegando Facebook, LinkedIn o Twitter.

A la hora de publicar artículos, el título será (muy probablemente) lo primero que verán. ¿Será una aburrida definición sobre un aspecto de tus servicios que solo te interesa a ti y a otros “expertos” en la temática? ¿O realmente apelarás a una necesidad sentida (sí, “sentida”) por las centenares o miles de personas que seguramente estarán interesadas en tus “soluciones”? ¿Pasará inadvertido entre la vorágine de contenidos que miramos diariamente en Internet, o tendrá algo de esa “chispa” que llama la atención y se destaca?

Lo que estoy tratando de decir es tan claro como contundente: si quieres que tu público objetivo haga “clic” para ir a leer tu artículo, el título tiene que ser definitivamente apelante. Tienes que “diseñarlo”, como si se tratara de la portada de un folleto o una pieza de publicidad. Publicar artículos está muy bien, pero si nadie los lee, habrás desperdiciado uno de tus capitales más valiosos, tu tiempo.

Entonces, ¿qué quiero decir cuando digo que el título tiene que ser lo primero, y no lo último? Que, si comienzas a escribir teniendo solo una vaga idea de la temática “en general”, no tendrás mucha claridad sobre las expectativas de tu auditorio, y fácilmente caerás en la tentación de escribir sobre aspectos que tú consideras importantes, pero que no necesariamente apelan a tu target.

En cambio, si comienzas “diseñando” ese título que captará la atención y el interés de tu “cliente objetivo”, tendrás mucha más claridad acerca de las “expectativas” que estarás generando en ellos. Y, por supuesto, al publicar artículos, tienes que tener muy claro que deberás satisfacer las expectativas que generes con ese título. Que sea llamativo, sí, pero no engañoso. Si generas una expectativa desmedida, que después no puedes satisfacer a lo largo del artículo, solo estarás ofreciendo una mala experiencia, y eso no es algo que quieres hacer.

SEGUNDA RAZÓN: PUBLICAR ARTÍCULOS PARA POSICIONARLOS EN GOOGLE

Esta segunda razón es tanto o más importante que la anterior. Como ya lo expliqué en otras oportunidades, lo que posicionamos en Google NO es nuestro sitio web. De hecho, hablar de posicionar un sitio web es una falacia. Lo que posicionamos son páginas específicas de nuestro sitio web para determinadas “keywords” o expresiones clave. Para explicarlo claramente, la estrategia correcta es determinar cuáles son las “keywords” pertinentes y valiosas para nuestro sitio web, y desarrollar una página específicamente orientada a posicionar cada una de esas keywords (como mucho dos keywords para alguna página).

¿Y cómo hacemos para posicionar una página específica para una “keyword” determinada? En nuestra sección de Blog vamos a publicar artículos con ese objetivo. Cada artículo que redactemos estará, entonces, orientado a posicionar una “keyword”.

¿Y qué tiene que ver eso con comenzar nuestro artículo diseñando su título? Si bien hay muchos factores que influyen en el posicionamiento en Google, el título es uno de los más importantes (si hacemos las cosas correctamente a nivel SEO). Para eso, el título debe estar entre las etiquetas “h1” (y solo debe haber un par de etiquetas “h1” por cada página del sitio. Si no entiendes de qué estoy hablando, simplemente ten en cuenta que, si tienes un sitio desarrollado sobre la plataforma WordPress, no tienes de qué preocuparte ya que WordPress asigna automáticamente esta etiqueta a los títulos de las páginas o las entradas de tu blog.

Por ejemplo, en el caso de este artículo, el código HTML (invisible para los visitantes del sitio) será algo así:

<h1>Publicar artículos: ¿por qué deberías comenzar por el título?</h1>

Para decidir qué páginas mostrar como resultado de las búsquedas que hacen sus usuarios, Google busca, entre otras muchas cosas, la información contenida entre ese par de etiquetas “h1” de todas las páginas de todos los sitios en toda la Red de Internet.

Entonces, a la hora de publicar artículos, ese es el primer lugar donde querrás incluir la “keyword” o expresión clave que vas a intentar posicionar con cada artículo que escribas. De manera que, cuando “diseñas” el título de tu artículo, ya tienes que estar pensando y decidiendo cuál es la “keyword” en la que estará enfocado ese escrito.

Y mientras escribes el artículo tienes que repetir esa misma keyword varias veces (pero sin exagerar, para que Google no te penalice por practicar “spam”).

Ahora, si tu sitio web tiene una sección de blog (o si es, lisa y llanamente, un blog), una vez que termines tu artículo y lo publiques, otro truco SEO que tienes que conocer es el de incluir un link desde alguna otra página del sitio hacia este que acabas de publicar. Y el “anchor text” (o texto ancla) de ese link debe ser exactamente la misma “keyword” que estás intentando posicionar con este artículo. El texto ancla es la palabra o la expresión que incluye el link.

Para graficarlo, considera cuál es la “keyword” que estaré intentando posicionar con este artículo que estás leyendo. Si soy coherente, habré incluido esa “keyword” en el título, y la habré repetido varias veces a lo largo del artículo. Adivinaste: “publicar artículos” es la keyword (sí, la acabo de repetir una vez más). Entonces, después de publicarlo buscaré algún otro artículo que ya haya publicado anteriormente, en el que pueda editar algún párrafo, o agregar uno nuevo, incluyendo una oración como… a ver… déjame pensar un poco… “para mejorar los resultados de tu sitio web en Google, una buena estrategia sería publicar artículos en la sección de blog del mismo…”. Y esa expresión que he subrayado sería un link hacia este nuevo artículo. Entonces, cuando alguien realice una búsqueda en Google que incluya la expresión “publicar artículos”, aquel otro artículo le informará a Google que éste trata, precisamente, sobre esa temática. Y la misma “keyword” presente en el título de éste, le confirmará que es así. Grandes chances de que mi artículo quede bien posicionado en Google. No infalible, pero al menos mi tarea estará bien hecha en este caso. Te recomiendo mi artículo sobre enlaces internos para conocer más sobre esta cuestión.

CONCLUSIONES

La próxima vez que te sientes a escribir un artículo, comienza por el título. Y en el proceso de “diseñar” ese título, decide cuál es la “keyword” (o expresión clave) que intentarás posicionar con ese artículo. Verás que, una vez hecho ese trabajo, te resultará mucho más fácil redactar el resto del texto.

Dos cuestiones finales. En primer lugar, por lo expuesto tienes que considerar el valor y la importancia de que tu sitio web tenga una sección de Blog donde publicar artículos. Y, en segundo lugar, considera las ventajas de WordPress para tu próximo sitio web, ya que sin duda es la mejor plataforma para el Blog, y te hará mucho más fácil hacer las cosas de manera óptima para lograr el mejor posicionamiento en Google. Ah, y no dejes de ver nuestro servicio de diseño de sitios web autoadministrables desarrollaos con WordPress.

Califica este artículo:
[Total de votos: 2 Promedio: 5]


¿DISFRUTASTE ESTE POST?

Suscríbete para enterarte cuando publicamos un nuevo artículo.

Primer Nombre

Email




Esteban Owen Editor

Creador de Concepto Lateral, organización especializada en diseño web y marketing online, es portador de una extensa trayectoria trabajando con pequeñas y medianas empresas y con organizaciones líderes a nivel mundial. Mi mail personal: esteban.owen@conceptolateral.com.

No hay comentarios hasta el momento.

Sé el primero en dejar un comentario.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Recibe nuestros "Conceptos Cortitos"

Recibe nuestros mails para enterarte de nuestras últimas publicaciones y novedades. Escritos y diseñados para que puedas leer rápidamente... incluso desde tu celular, mientras viajas.

Excelente... estarás recibiendo un mail donde te pedimos que confirmes tu dirección de correo.

Shares
Share This